Sol entra en Escorpio

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Catalina Calvo para El Observador

Transformación. Poder. Dependencias. Vida y muerte. Control. Víctima. Renacimiento. Transmutación. Escorpión. Serpiente. Ave Fénix.

El Sol entra en Escorpio.

Con Libra el equilibrio y la armonía son clave. Pero Escorpio trae la crisis que nos obliga a perder el equilibrio y nadar hacia nuestras profundidades para dar paso a la transformación. Allí no vamos con facilidad. Al lado de nuestra sombra nos incomodamos.

Pero de eso se trata Escorpio, de destruir los muros que nos hemos construido como seguridad, aceptar la incertidumbre, soltar nuestras pertenencias, el control y permitir la muerte para que nazca lo nuevo.

Con Escorpio necesitamos entrenar nuestra capacidad de ser flexibles ante las transformaciones que nos pide la vida. Se escribe fácil, pero no lo es.

Escorpio es un signo de agua, tiene que ver con la emoción, el deseo de fusión, la intensidad y la profundidad. Su polaridad es fija, por lo que soltar y aceptar los cambios emocionales será una prueba. De ahí su conflicto y crisis, porque para trascender debe renunciar a lo lo ‘fijo’ que le da seguridad.

De ahí los celos, la posesividad, el control y el rencor. Necesita evitar la incertidumbre, el sufrimiento y situaciones dolorosas, sin darse cuenta que con el apego a evitar el dolor enquista su proceso evolutivo.

Dar paso a la incertidumbre.

Lo escorpiano requiere experiencias dolorosas, realizar duelos y mirar esas experiencias con la perspectiva del águila, lo cual le hará encontrar las lecciones para así alquimizar el dolor en experiencia espiritual.

Cambiar de piel.

Escorpio es medicina, alquimia, chamanismo, sexualidad sagrada, espiritualidad. Son procesos de limpieza. Es vida y muerte constantemente.

En la sexualidad cuando hay fusión con el otro, muere mi ‘yo’, muere el ‘tú’ para dar nacimiento a esa conexión como un solo ser.

Los temas tabús se exploran, lo bueno y lo malo deja de etiquetarse tajantemente pero sobre todo se confirma que la vida y la muerte son la misma experiencia.

Es imposible no seguir hablando del año 2020 como el año de la transformación. Este mes de Escorpio más que nunca.

Descubrí en tu oscuridad los tesoros de la luz.


Traducir artículo