Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

@SugarMemories para El Observador

Esta vez en la búsqueda del mejor brunch dominguero me fui a uno de mis lugares top favoritos del oeste de la ciudad. Todo el menú es realmente bueno, pero el menú de brunch por siempre será mi favorito. Así que si necesitan una nueva opción por Escazú, les dejo esta reseña de Simple. Sé que les va a gustar.

Simple está ubicado en el centro comercial 7 Bancas en Escazú. Cuenta con un jardín espectacular donde se puede desayunar y pasar una mañana completamente relajada.

Tiene gran variedad de opciones de desayuno y de brunch e importante recalcar, siempre tienen una tostada de temporada. Claramente la tuvimos que probar.

Para esta ocasión tuvimos sólo 3 opciones de platillos, ya que fue un poco más desayuno que brunch. Así que les dejo las opciones de platillos que probamos y nuestro parecer. De antemano les digo, todo estuvo delicioso.

De primer platillo pedimos el famoso bowl de pinto. Yo estaba realmente antojada de gallo pinto y sabía que era el momento para matar ese antojo, así que fue mi elección personal. Este viene acompañado con los gloriosos platanitos maduros que a mi parecer es de los mejores ingredientes en un buen platillo de pinto. También viene acompañado con queso blanco, aguacate y lo pedí con dos huevos fritos.

Estuvo buenísimo. Me encantó la opción de que trajera tomatitos cherry, que claro al combinarlos con el aguacate, siempre da un resultado espectacular. Me pareció que es una porción justa para poder probar un platillo más.

Mi acompañante tuvo como opción personal el omelette de jamón, hongos y queso. La verdad, un platillo bastante completo en proteína y también viene acompañado con una tostada de pan de masa madre.

Como es costumbre también viene acompañado con una pequeña ensalada, que realmente me hace pensar, ¿es necesaria la ensalada en este tipo de platillo?

Pero bueno, para seguir y cerrar nuestro flash desayuno/brunch les dejo la mejor parte: ¡el postre!

¡TOSTADA FRANCESA DE CHEESECAKE! Claramente teníamos que terminar con una tostada francesa de desayuno, y pedimos la de temporada que consistía en una tostada francesa bañada en una crema de cheesecake con compota de fresa.

La suavidad de las tostadas junto con la compota de fresa natural, realmente ayudaron que cerráramos esta visita con broche de oro.

Simple, de verdad que es de los lugares que recomiendo para pasar una linda mañana y comer riquísimo. Tengo pendiente ir a probar los sándwiches que me han comentado y he visto que son espectaculares, así también algunos postres; a la entrada podemos encontrar una vitrina llena de ellos que lo único que lo invitan es a seguir disfrutando de la vida y el azúcar.

Espero que vayan y disfruten tanto como cada vez que yo voy.


Traducir artículo