Vacuna contra el VPH:  la mejor arma para la prevención del cáncer de cuello uterino

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Dra. Carla Gillen para El Observador

Las vacunas contra el VPH protegen contra la infección por el virus de los papilomas humanos (VPH), un grupo de más de 200 virus relacionados, de los cuales los tipos 16 y 18 son de alto riesgo y causan cerca del 70 % de los cánceres de cuello uterino.

Al igual que otras vacunas que protegen contra infecciones por virus, las vacunas contra el VPH estimulan al cuerpo para que produzca anticuerpos que se unan al virus y le impidan infectar células.

¿Quién debe vacunarse contra el VPH?

Las recomendaciones actuales del CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) son las siguientes:

  • Niñas y mujeres adultas de 9 a 26 años: se recomienda la vacunación contra el VPH a los 11 o 12 años, pero se puede iniciar a los 9 años. En el caso de las personas que no se vacunaron de forma satisfactoria, se recomienda la vacunación contra el VPH hasta los 26 años. Las niñas que comienzan a recibir la serie de vacunas antes de cumplir 15 años solo necesitan dos dosis para estar completamente protegidas. Las mujeres que comienzan a recibir la serie de vacunas a los 15 años o después necesitan tres dosis para estar completamente protegidas.
  • Adultas de entre 27 y 45 años: No se recomienda para todas las mujeres de estas edades, se debe valorar con su médico especialista.

Las vacunas contra el VPH son muy eficaces en la prevención de infecciones por este virus, sobre todo antes de que la mujer inicie la actividad sexual.

Hasta la fecha no se ha comprobado que las vacunas causen efectos secundarios graves. Los problemas más frecuentes son un dolor de corta duración y otros síntomas localizados en el sitio de la inyección. Estos problemas son parecidos a los que se suelen presentar con otras vacunas.

La CDC recomienda que las mujeres con la infección por el VPH o que tienen un resultado anormal en la prueba de Papanicolaou, reciban la vacuna contra el VPH, si tienen la edad recomendada para vacunarse debido a la posible protección contra los tipos de VPH de riesgo alto que todavía no tienen.

Sin embargo, a estas mujeres se les deberá decir que la vacuna no cura las infecciones por el VPH existentes ni trata las anomalías que surjan de los resultados de la prueba de Papanicolaou.

Las mujeres ya vacunadas deben continuar con su control de papanicolau ya que las vacunas contra el VPH no protegen contra todos los tipos de VPH que causan cáncer.


Traducir artículo