Fiscalía acusará a Celso Gamboa y Juan Carlos Bolaños por dádiva de viaje a Panamá

Gamboa fue a Panamá en viaje pagado por empresa de Bolaños, lo que Ministerio Público considera un regalo del importador de cemento chino por beneficios del exmagistrado

Bolaños y Gamboa figuran en varios expedientes judiciales relacionados con posibles actos de corrupción. (El Observador)
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

El Ministerio Público informó este jueves que ya concluyó la acusación que presentará contra el exmagistrado Celso Gamboa y el importador Juan Carlos Bolaños, por uno de los eventos del caso del cemento chino.

Junto a ellos se incluyó también a un hombre de apellido Rojas, primo de Bolaños, todos imputados en la causa bajo el expediente 17-000015-0033-PE.

La relación entre los tres forma parte del capítulo judicial del escándalo conocido como “cementazo”, donde además están involucradas diversas figuras políticas y bancarias.

En este caso, la Fiscalía cuestiona el viaje del exmagistrado Gamboa a Panamá, – pagado por una empresa de Bolaños – lo que a su criterio fue una dádiva por sus actuaciones a favor de Bolaños. Dicho traslado se realizó del 9 al 10 de octubre del 2016.

“En apariencia, como resultado del beneficio otorgado, el exmagistrado efectuó un acto contrario a sus deberes como magistrado de la Sala de Casación Penal, al no inhibirse de resolver la solicitud de desestimación de la causa 15-000022-0033-PE, en la que se señaló a los exdiputados (Víctor) Morales Zapata y (Otto) Guevara Guth, además de los imputados (Wálter) Céspedes Salazar y Bolaños Rojas, por un presunto delito de tráfico de influencias en favor de este último”, explicó la Fiscalía en un comunicado de prensa.

Según la revisión, los tiquetes y el hospedaje fueron pagados por el imputado Rojas, que fungía como gerente de los negocios de su familiar Juan Carlos Bolaños.

Mientras a Gamboa se le señala por el presunto delito de cohecho impropio; a Bolaños se le achaca el supuesto delito de penalidad del corruptor bajo la modalidad de cohecho propio; y a Rojas por presunta penalidad del corruptor en calidad de cómplice.

OBSERVE MÁS: Fiscala General: investigación de caso del cemento chino está en su recta final

Visita polémica

La acusación también cuestiona los hechos ocurridos el 18 de abril del 2016, cuando en apariencia el exmagistrado y el importador se encontraron en las afueras de los tribunales de San José.

Se cree que Gamboa, en su condición de juez de la Sala III, dirigió y acompañó a Bolaños hasta el área exclusiva para personal de la Fiscalía Adjunta de Probidad, donde en el escritorio de la Coordinación Judicial se sospecha que Bolaños solicitó que se emitiera un documento, en el que constaba que no existía ninguna causa abierta en su contra, gestión que fue realizada.

Según la Fiscalía el exmagistrado habría impuesto su condición de jerarca del Poder Judicial, para conseguir una ventaja indebida en favor de Bolaños, por lo que le acusa además por el presunto delito de tráfico de influencias.

OBSERVE MÁS: Magistrados rechazan queja de Juan Carlos Bolaños contra la fiscala Emilia Navas

Testimonios en duda

Ante los diputados, Celso Gamboa argumentó originalmente que se encontró a Bolaños en el vuelo y que viajaba a Panamá para comprarle ropa a su bebé. (Asamblea Legislativa)

El estallido del escándalo motivó investigaciones tanto en el Poder Judicial como en la Asamblea Legislativa, donde Gamboa y Bolaños dieron explicaciones que ahora los tienen en problemas.

En el caso del exmagistrado, la Fiscalía señala que faltó a la verdad estando bajo fe de juramento, pues habría mentido en algunas de sus afirmaciones sobre la compra del boleto y hospedaje en Panamá, así como sus traslados en ese país, y acerca de la frecuencia de su contacto con Bolaños. Por ello la Fiscalía le imputa el presunto delito de perjurio.

Para Bolaños, el reproche surge por detalles dados bajo fe de juramento al órgano interno del Poder Judicial que estudiaba las actuaciones del exmagistrado.

“En apariencia, el importador de cemento mintió sobre hechos que eran de su conocimiento, entre otros, acerca del tiempo que tenía de conocer al entonces magistrado Gamboa y la frecuencia de sus comunicaciones; además, respecto de los motivos del viaje de este a Panamá y el desconocimiento de la forma de pago del tiquete y hospedaje”, detalló el ente acusador.

OBSERVE MÁS: Ante incapacidad médica de exfiscala, tribunal suspende juicio contra Johnny Araya y Celso Gamboa

¿Qué sigue?

El trámite de la Fiscalía ya fue comunicado a la Procuraduría General de la República, que representa al Estado como afectado en el proceso. Ahora correrá un plazo de tres días para que la institución decida si se suma como querellante – con una acusación propia – y si buscará una indemnización.

Cumplido ese plazo, correrán otros 10 días para generar los documentos que la Fiscalía presentará en su totalidad ante el Juzgado Penal de Hacienda y la Función Pública.

Una vez presentada la gestión, la oficina judicial decidirá si convoca a audiencia, donde se definirá si el asunto pasa a juicio.

La Fiscalía también señala a Gamboa por el supuesto delito de falso testimonio, en el que habría incurrido cuando compareció ante la comisión legislativa que investigaba el caso.


Traducir artículo

Estudiar Derecho me enseñó que lo que realmente cambia las cosas es el periodismo bien hecho.
Si la política o las leyes parecen aburridas es porque nunca nos las han contado de la forma correcta.