Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Marian Bákit para El Observador

Este 2020 venimos con todo, con ánimos renovados, nuevas ideas y con muchas ganas de hacerlo bien. Mucho mejor que el año pasado. ¿Quién no?

Pero ¿cómo evitar cometer los mismos errores del 2019 si no sabíamos que lo estábamos haciendo mal?

Les comparto cuatro errores muy comunes que pueden estar frenando la efectividad en las estrategias de mercadeo o marketing.

1. Cuidado con el moonwalk

Las marcas están vivas y en continua evolución; son como animales salvajes, para que subsistan deben de estar activas, cambiando y adaptándose a su entorno. Pero esto no significa que la estrategia debe estar mutando con la marca.

Antes de empezar a hablar de “estrategia” de cualquier negocio debemos sentar pilotes firmes y cuestionarnos cosas como ¿por qué existe? ¿cuál es el propósito? ¿qué aporta a la sociedad? ¿porqué es relevante? ¿cómo habla? En resumen, lo inicial es pensar en el “ser” y cuando estemos claros podemos pasar a plantear el “hacer”.

2. La automatización está subestimada

Tendemos a pensar que automatizar un plan de marketing es sinónimo de pereza. En algunos casos puede ser cierto. Pero la ventaja es que nos traza un plan de ejecución estructurado y ordenado que nos dice qué hacer y cuándo hacerlo dentro de una panorama completo; nos disciplina. Esto se traduce en reducción del tiempo “tapando incendios” y más tiempo para pensar en acciones creativas que agreguen valor, porque lo esencial ya está cubierto. Déle, automatice, pero mida y controle.

3. Las redes sociales salvan tandas

Si. Eso. Pero el contenido en las redes no es la estrategia de mercadeo, es una pequeña parte de lo que esperamos resulte de una buena planificación. Es una injusticia cuando escuchamos decir “es que las redes no sirven”. Sí sirven, pero no son Superman, no van a resolver un problema de negocio. Se parecen más a un Vengador, su poder radica en trabajar en equipo con otras tácticas de mercadeo.

Así que, hay que eliminarles el “súper poder” que le hemos atribuido y usarlas responsablemente como se merecen y como ellas funcionan: sincronizadas con otros medios. Este 2020, no dependamos de las redes sociales para lograr los objetivos de mercadeo. Un buen posteo vende 10 unidades, pero una buena estrategia vende 1000.

4. Pruebe, falle, levántese y siga

El corto plazo nos aplasta y la desesperación y frustración están a la vuelta de la esquina. ¿Les ha pasado que han confiado demasiado en una súper idea táctica pero cuando la implementan los resultados son todo lo contrario? Bueno, porque no haya funcionado una vez no significa que no funcione. Si usted cree que está en la vía correcta, mejórela y entienda muy bien cuál fue el factor del fracaso para mitigarlo, Pruebe de nuevo y mejórela y pruebe y mejórela de nuevo. Claro, sea muy precavido con los costos que involucran estas pruebas (si algo es limitado en las empresas son los presupuestos) y por nada del mundo ponga en riesgo el valor de la marca.

En síntesis, no se tome a la ligera la planificación táctica de su plan de mercadeo. Inicie en orden, despacio y con letra firme. Siéntese y disfrute del viaje. Revise de años anteriores qué hizo bien y qué no tanto. Asesórese con expertos, importantísimo, con profesionales de confianza que sepan del tema y en los que usted confíe. Pero también crea en usted. Invierta sabiamente. En mercadeo hay muy pocas cosas gratis y las que son gratis le quitan su tiempo. Priorice.

¡Buen año para todos!

Marian Bákit es Directora General de Ideas MCW
Email: [email protected]
Web: http://www.ideas.cr/

PUBLICIDAD.