Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Para Carolina Solano, una tica, que es actriz y reside en New York, esta historia tiene un final feliz. Ella contrajo el virus COVID-19, se dio cuenta casi por accidente y ya está prácticamente afuera.

Sin embargo, esa buena experiencia encendió su preocupación y por eso quiso compartir su historia.

“No todas las personas que tienen el virus van al hospital, fallecen o muestran síntomas fuertes. Puede haber una gran cantidad de gente en la calle, como yo, de los suertudos que no se enferman mucho, pero que sí tienen el virus. Mucha gente que a lo mejor no tiene ni idea de tenerlo”.

«Y por eso es que, sanos o no, todos tenemos que ser conscientes. Quedarnos en la casa si no hay que salir, cubrirnos si no queda de otra. Si no es por nosotros, por las demás personas que tal vez no tengan la misma fortuna de otros”, dijo Solano.

Según contó, hace dos semanas empezó a notar  que algo pasaba como sus sentidos de gusto y olfato y entonces acudió a un médico.

Dice que solo por los síntomas era candidata para practicar la prueba del COVID-19, sin embargo le hicieron más preguntas.

«¿Fiebre? Una semana antes tuve 37.2, unido a un dolor muy fuerte en mi oído derecho. ¿Diarrea? Sí, pero quienes me conocen bien saben que eso no es nada raro en mí. Además fue una semana antes. ¿Falta de aire? Para nada, de hecho el día anterior (del ir al médico) estuve haciendo cardio por 45 minutos y todo fluyó sin problema”. 

Según explica, para cuando le dieron el resultado positivo, estima que habían transcurrido al menos dos semanas desde que se había infectado. «Es una estimación, porque no hay manera exacta de saber cuándo ni cómo”, aseguró.

Dice que primero pensó que era una persona cercana quien la había contagiado  y quien se habría contagiado quizás en el supermercado, pero lo cierto es que no tiene idea de cómo sucedió. Tampoco tiene personas cercanas enfermas o con síntomas.

Solano rescata de su experiencia, que ella estuvo en su casa. “ Por dicha había pasado la mayor parte de este tiempo metida en mi apartamento».

«Calculo que salí sin máscara el día mismo que tuve el primer síntoma, y luego con máscara una vez más para comprar comida y después para ir al doctor. O sea, ese día que salí sin máscara ya estaba infectada y no lo sabía. Ese día pude exponer a otras personas en mi barrio”, se interrogó.

Es por eso que Solano hace un llamado a quienes se sienten bien, sin ningún síntoma, que también respeten las medidas recomendadas por las autoridades de salud.

Ella está bien, dice que como no tuvo síntomas le dijeron que no era necesario que se hiciera un segundo test, solo le pidieron mantenerse en su casa por el tiempo prudencial.

“Me considero realmente afortunada de haber pasado por esta situación sin complicaciones”, puntualizó.


Traducir artículo

Escribir me permite redescubrir el mundo, cada día.

PUBLICIDAD.