El orgullo construye muros, la humildad puentes

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Abel Chaves Trigueros. Presidente Junta Directiva de CANAPEP 

José Álvaro Jenkins, no puso en peligro la democracia ni la institucionalidad del país como lo afirman algunos, al contrario; la democracia se amenaza cuando el diálogo se condiciona, la democracia no limita el derecho de los ciudadanos y/o de las organizaciones a llegar a acuerdos.

Hoy la población del país experimenta el derecho al libre tránsito en todas las carreteras, derecho que disfrutan también quienes han adversado a don José Álvaro. También se respira paz y los miles de hogares de los oficiales de la Fuerza Pública, no tienen temor de que hombres y mujeres que guardan del orden público, salgan a cumplir con sus deberes.

Este derecho de libre tránsito, se suspendió desde el 30 de setiembre anterior, a causa de los bloqueos liderados por manifestantes del Movimiento Rescate Nacional.

Los habitantes de la Región Huetar Norte, la Zona Atlántica, Pacífico Sur y Central del país, vivieron momentos de angustia, de dolor y desesperación al no poder llegar a los centros de trabajo, lo que generó que muchos trabajadores experimentaran la suspensión de sus contratos laborales, mientras los productores, soportarán la pérdida de sus productos para la exportación y para el mercado interno.

Los manifestantes, ayudados por fuerzas extrañas, mantuvieron bloqueado durante dos semanas el libre tránsito en todo el país, destruyeron y quemaron equipos de transporte para la movilización de mercancías, así como vehículos de la Fuerza Pública. Obstruyeron los accesos a los principales puertos del país localizados en el Atlántico y Pacífico, atacaron e hirieron a un número importante de oficiales de la Fuerza Pública.

Además, evitaron que productos de primera necesidad llegaran a las cadenas de supermercados en algunas regiones rurales del país, lo que hizo que algunos de esos productos se agotaran sin poderse reponer. También el suministro de combustible fue suspendido y lo más grave, cientos de millones de colones perdidos porque los productos de exportación y para el mercado interno no llegaron a su destino. Todo generó enormes pérdidas para productores de banano, leche, naranja, raíces y tubérculos, chayote, piña, vegetales, etc.

Con la finalidad de evitar el crecimiento de las pérdidas económicas y de fuentes de empleo, productores, empresarios y la población en general, solicitábamos a los ministros y al Señor Presidente, atender la solicitud de diálogo de los líderes de los manifestantes, ya que era la única forma de llegar a una tregua que permitiera el levantamiento de los bloqueos.

Ante el crecimiento del malestar, por parte de los manifestantes, por la falta de atención en Casa Presidencial, se hicieron frecuentes los enfrentamientos con nuestra Policía, la quema de camiones con productos de exportación y vehículos de la Fuerza Pública, fueron apedreados y quemados.

Con la finalidad de apaciguar y mediar en la situación, representantes de la Iglesia Católica acordaron reunirse con los líderes del movimiento e hicieron el intento para que las autoridades de Gobierno accedieran al diálogo, sin embargo; este diálogo no fue posible.

Mientras tanto, el caos y el atropello a los oficiales de la Fuerza Pública no pararon, así como los bloqueos de nuestras carreteras, tanto en el día como en la noche, a pesar del enorme sacrificio de la Fuerza Pública. Nuestro reconocimiento público, ya que día y noche enfrentaron el peligro por los ataques de los que fueron objeto.

Hacemos toda esta narración, porque como dije al inicio, hoy hemos gozado de paz, tranquilidad y libre tránsito en todas las carreteras del país, la vida ha vuelto a la normalidad gracias al esfuerzo que hizo José Álvaro Jenkins Rodríguez, presidente de la UCCAEP, para reunirse con la dirigencia del Movimiento Rescate Nacional y llegar a un acuerdo de “tregua”.

Considero que no ha puesto en riesgo la democracia, ni la institucionalidad del país como algunos lo han afirmado mezquinamente.

A quienes han señalado a don José Álvaro, les pregunto: ¿Por qué no han señalado de igual forma a los representantes de la Iglesia Católica por haber acudido a la cita con los líderes del movimiento?, ya que a pesar de sus esfuerzos, no lograron una tregua para que los líderes suspendieran los bloqueos, y como un acto de humildad, sirvieron de mensajeros llevando la propuesta de los líderes y la solicitud del diálogo a Casa Presidencial ¿Qué diferencia hay con lo hecho por don José Álvaro?, o porqué quienes hoy lo descalifican, ¿por qué no lo hacen también con los cinco diputados que atendieron y dieron respaldo al líder del Movimiento Rescate Nacional?

Don José Álvaro, no sólo consiguió la tregua, sino también logró con sabiduría y humildad propiciar el acercamiento para que los líderes del Movimiento también se reunieran con cinco Diputados de la Asamblea Legislativa, al igual que lo hizo él. En ambos casos sin exponer la democracia e institucionalidad del país.

Por todo lo expuesto, los afiliados a la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (CANAPEP), manifestamos nuestro apoyo a toda la gestión hecha por el Sr. Jenkins y por eso con respeto y admiración, le decimos: GRACIAS don José Álvaro.


Traducir artículo