Niños disciplina
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Natalia Calderón para El Observador

Es necesario deshacerse de los excesos en todo sentido, de limpiar y ordenar el closet, sacando todo aquello que no hemos usado en 6 meses o más, o que ya no vamos a usar. Pero esta tendencia de minimizar los excesos, es importante llevarla a la práctica en los juguetes de nuestros niños.

Recuerden la frase que dice entre menos hace un juguete, más hace el niño. Pues es exactamente lo mismo, entre menos juguetes tenga un niño, más desarrolla su creatividad,  potencial y concentración, más cuidan y valoran los que tienen. Son innumerables los beneficios de evitar los excesos en todo sentido. Comparto día a día en mi profesión con niños y la gran mayoría tienen cuartos repletos de juguetes, algunos que no usan y otros que ni siquiera saben que tienen.

Recomiendo para los cumpleaños y navidad, ponerse creativos con cupones de intercambio, juegos útiles e incluso juguetes para donar (a un albergue), ese sin duda sería un gran regalo; darles a los niños juguetes para compartir y donar a otros niños que necesitan.

Los juguetes deben estar al nivel del niño, en ambientes seguros, y sugiero la rotación de juguetes. Dejarles entre 5 y 8 juguetes, guardar el resto y cada mes o mes y medio, ir cambiando. Los que siempre deben permanecer: libros, juegos de construcción, bolas, disfraces, rompecabezas, juegos de mesa, algunos juegos al aire libre, juegos con agua, espuma, etc.… es importante tener rutinas y reglas en casa.

Dentro de las reglas, el máximo de juguetes en uso será de: 5, 6, 7 o máximo 8. Tener un cajón o baúl para muñecos, o cosas grandes. Nada afuera, es importante tener el ambiente libre y cada cosa en su lugar. El lugar debe ser fijo, así el niño aprenderá rápidamente, cuál es el lugar de las bolas, de los carros, de los libros y otros.

Hay testimonios hermosos de familias que practican el minimalismo, y son familias más enfocadas a la conexión, al estar presente, a compartir, a construir, a crear.

En esta navidad regalemos juegos de mesa, juegos para el aire libre, cupones para intercambiar: noche de películas, noche de karaoke, día de chef, noche de inventar cuentos, etc.… todo lo que se les ocurra. Pruebe esta navidad en pedirle a sus familiares cercanos el tipo de juguete o regalo que desean, o juguetes para donar a otros niños.  Que se haga muy fácil recoger. Y guardar, antes de sacar otros. Regale experiencias, más que juguetes.

Es más importante las experiencias compartidas, que la cantidad de juguetes. Nuestros hijos no nos recordarán por los juguetes costosos, nos recordarán por el tiempo compartido.


Traducir artículo

Blog