“Casi es mejor dejar el melón en el campo, que recolectarlo”, afirman productores afectados por la crisis

-

Escuchar este artículo


Tiempo de Lectura: 4 minutosLos productores costarricenses de melón son presa de la incertidumbre. Sus temores versan sobre la venta de la fruta en los mercados internacionales, sobre todo en el europeo, por las condiciones adversas que ha generado la pandemia del coronavirus.

Los precios en caída, una tímida demanda y el producto que se pierde en el campo son algunas de las preocupaciones que quitan el sueño a los productores de la fruta. Pero no son los únicos, una situación similar atraviesan también quienes producen sandía.

Tres productores de melón en Costa Rica, de la Península de Nicoya, esbozaron a El Observador la situación por la que están atravesando.

El primero de ellos fue el productor de melón Ok-Sán Ajú, de Melones de la Península, quien contó que los problemas por el coronavirus empezaron ser más evidentes hace tres semanas, cuando los precios del melón iniciaron a caer, sobre todo en Europa.

«El melón y la sandía sufren un poco más que productos como el banano, que se consume más masivamente. En el caso del melón somos más frágiles», mencionó Ajú.

Italia fue el primer país en cancelar el programa de exportación con la empresa de Ajú, que tiene más de 30 años en la actividad. Para Holanda los envíos también se han ido disminuyendo de a poco.

Con el paso de las semanas, los mercados se fueron complicando más. Cuanto más golpeada salga la economía de los países destinos, así es la repercusión directa sobre los pedidos.

“Se ha venido reduciendo a un 80%, a un 60%…. y ahorita estamos sacando un 20% de lo que deberíamos de estar sacando. Nos queda esta semana, la siguiente y listo. Los planes es no sacar nada la siguiente semana, pero eso puede cambiar mañana, es muy incierto el panorama”, explicó Ajú.

La producción de melones es estacional, es decir, no se cosecha todo el año y el periodo más fuerte para su exportación es justamente marzo.

Wendy Vargas es otra de las productoras de esta fruta. Ella es parte del Consorcio Exportador San Duque ubicado en la Península de Nicoya donde se siembran diferentes tipos de melón y de otro proyecto en el Pacífico Central, donde se cosecha sandía.

«El impacto para los proyectos de exportadores de melón y sandía en el país ha sido muy fuerte, porque se fueron paulatinamente cerrando los mercados», comentó Vargas. El proyecto de melón frenó las operaciones, al estar sin el flujo de efectivo necesario para continuar.

OBSERVE MAS: Plantas, follajes, melón y sandía: los productos de exportación más perjudicados por crisis de COVID-19

Por su lado, la empresa Melones del Sol también ya sufre los embates del cierre de mercados y disminución de la demanda de los mercados internacionales.

«Desde el 15 de enero hasta el 15 de abril mas o menos es que se exporta melón, y este año se está viendo bastante reducida por el mercado, por logística y los mercados que se han cerrado en Europa», señaló Ricardo Garrón, de la empresa Melones del Sol, que lleva 22 años en la producción de la fruta.

El melón se comercializa a mercados europeos y entra principalmente por los puertos holandeses. (Archivo | El Observador)

Dejar en el campo

La crisis es sin precedentes. Los productores afirman que parte de las fincas de melón han visto disminuirse la demanda en más de un 30%, otras solo están manejando un 20% del programa de exportación que usualmente trabajan.

Garrón aseguró que nunca han atravesado por una crisis como la actual, y que algunas veces por las competencias del mercado, la mayor afectación es los precios. Esta es la primera vez que las condiciones provocan que dejen de vender parte de la cosecha.

“Hubo una parte que ni siquiera se pudo cosechar en el campo, esta es la primera vez”, comentó.

Los productores prefieren tomar la dura decisión de dejar que la fruta se incorpore al suelo, es decir, tan siquiera invertir en su cosecha, frente a la baja demanda del mercado internacional. Significaría mayores costos sacar la fruta del campo.

“Es muy muy caro cosecharlas y llevarlas a la planta”, contó el productor de Melones del Sol.

Asimismo, explicó que el mercado nacional es muy pequeño y que con lo que sobra de las empacadoras se abastece bien.

Con esto coincidieron Vargas y Ajú: si se colocara la fruta sobrante, que no se pudo exportar, se inundaría el mercado costarricense. Las oportunidades de vender la mercancía localmente son pocas, sobre todo en este contexto.

Además, el sistema de intermediarios que se utiliza en el país para comercializar los productos agrícolas también afectan los precios de la fruta, lo que afecta directamente a los productores.

OBSERVE MAS: Sectores de exportación agrícola y ganadera son los más afectados por el coronavirus

Sin seguridad

La incertidumbre es también una constante entre las empresas, sobre todo por los contenedores que están actualmente en tránsito hacia sus destinos de exportación, como Holanda.

“En nuestra empresa estamos preocupados no solo por lo que se dejó de exportar, si no por lo que aún no llega a mercado, hay incertidumbre sobre qué va a pasar con esa fruta. No sabemos si después de esta situación nuestros clientes allá van a tener la solvencia para pagarnos la fruta enviada”, comentó Vargas.

Varias de las fincas productoras de melón, cultivan la otra mitad del año arroz (Archivo | El Observador).

Los pagos de los productos enviados además se han atrasado más de lo normal.

Asimismo, los tres productores de melones han tenido que adaptar la cantidad de trabajadores respecto a la demanda actual, por lo que se ha ido reduciendo en las últimas semanas.

Gran parte de las pequeñas empresas que cultivan melones, la otra mitad del año utilizan los terrenos para sembrar arroz, por lo que ahora -pese a la incertidumbre generada por el coronavirus- deberán iniciar con la siembra del grano.


Traducir artículo

Un viaje diario entre palabras, versiones, hechos y verdades. Una periodista en constante aprendizaje, con el sueño de ser bióloga marina y sumergirse en las historias más profundas del gigante acuático.

Paula Umaña
Un viaje diario entre palabras, versiones, hechos y verdades. Una periodista en constante aprendizaje, con el sueño de ser bióloga marina y sumergirse en las historias más profundas del gigante acuático.

Últimas Noticias

Unión Europea pide retrasar elección de presidencia del BID en la que participa Laura Chinchilla

Como uno de los principales cooperantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Unión Europea pidió que...

Centros comerciales intentan rescatar ventas pese a restricciones impuestas por el Gobierno

"Estamos abiertos y cumpliendo protocolos". Ese es el mensaje de los centros comerciales del Gran Área Metropolitana a los...

Diputados critican ausencia de Ministro de Hacienda en decisiones sobre apertura comercial

Diputados de varias fracciones legislativas mostraron su molestia por la ausencia de Elian Villegas, ministro de Hacienda, en la...

Banco Central propone comisiones de 0,75% para intercambio y 1,75% para adquirencia por uso de datáfonos

El Banco Central de Costa Rica informó este martes que puso en consulta -por 10 días hábiles- la propuesta...

Costa Rica presidirá sesiones de Cepal los próximos dos años

De manera unánime los países de la región designaron a Costa Rica como presidenta del 38° período...

«Tenemos una Defensora que atropella derechos de ciudadanos»: Congreso reacciona a reformas de Catalina Crespo

Pocas horas después de que se oficializara la reforma al estatuto de la Defensoría de los Habitantes...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

Cached: Wed Aug 05 2020 04:44:07 GMT-0600 (Central Standard Time)