Iglesia investigaría al menos 20 sacerdotes por violar el sexto mandamiento: “actos impuros”

-

Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 8 minutos

 

La Iglesia Católica de Costa Rica maneja internamente una lista de sacerdotes investigados por posibles ofensas y faltas, dentro de las cuales se incluye abuso sexual de menores de edad. Sin embargo en algunos casos ni confirma ni niega cuántos y cuáles son por pederastia, ni menciona el estado de la investigación, como lo informó El Observador este domingo por la noche.

Este medio tiene copia de la lista, en la cual aparecen 40 nombres. De este grupo las autoridades eclesiásticas confirmaron que 12 son casos de presbíteros investigados por presunto abuso sexual contra persona menor de edad y 1 más por presunto abuso sexual de persona mayor de edad.

Ahora bien, en la lista con 40 nombres, en 20 de ellos aparece la anotación de “1395 § 2”. De acuerdo con el Código de Derecho Canónico presentado por el propio Vaticano en su sito web, dicho numeral está incluido en el Título V, sobre los Delitos contra Obligaciones Especiales.

El 1395 § 2 se refiere al clérigo “que cometa de otro modo un delito contra el sexto mandamiento del Decálogo, cuando este delito haya sido cometido con violencia o amenazas, o públicamente o con un menor que no haya cumplido dieciséis años de edad”.

El sexto mandamiento según el catolicismo es “No cometerás actos impuros“. En este delito se referiría a la violación de esa “ley” con menores de edad. El Derecho Canónico manda que “debe ser castigado con penas justas, sin excluir la expulsión del estado clerical cuando el caso lo requiera”.

Según otras indicaciones en la lista, entre los 40 casos:

  • 1 se dictó sentencia (Mauricio Víquez Lizano)
  • 1 ya tiene sentencia pero está en trámite
  • 3 se trasladaron a organizaciones religiosas (internacionales)
  • 14 están en distintas etapas de la investigación o “instructoria”
  • y 2 los señala como “solo tiene denuncia”

Desde el lunes 2 de setiembre, El Observador consultó a la Conferencia Episcopal – grupo de todos los obispos y cabeza de la Iglesia – por la existencia de la lista; el seguimiento centralizado que dan a los procesos de investigación; y las acciones tomadas. Sin embargo durante tres semanas, la jerarquía no brindó respuesta.

Antes de eso, la oficina de prensa de la Conferencia señaló que para conocer cuántos casos de abuso sexual se manejan y el estado de la pesquisa, debe consultarse a cada Diócesis. A pesar de esa indicación, Cartago y Alajuela no respondieron todas las preguntas de este medio.

OBSERVE EL PRIMER REPORTAJE DE ESTA ENTREGA: Iglesia Católica maneja lista de curas investigados, algunos por abuso sexual, pero no revela estado de todos los procesos

Los 12 confirmados y su estado: 7 de San José a Roma

La Curia Metropolitana es la que tiene más casos de sacerdotes investigados. (Manuel Sancho/El Observador)

La mayoría de procesos están en la Arquidiócesis de San José y la Diócesis de Alajuela (ver gráfico más abajo). Pero esta última y la Diócesis de Cartago evitaron brindar información puntual.

Tres casos son por curas de otras organizaciones religiosas, concretamente la Orden de los Carmelitas; la Congregación de Religiosos Terciarios Capuchinos; y el Sodalicio de Vida Cristiana. El sacerdote de esta última organización, de apellido Garreaud, es quien El Observador pudo confirmar que está denunciado por abuso.

El Sodalicio es una “sociedad de vida apostólica” fundada en Perú, que en los últimos cuatro años sufre una profunda crisis por casos de abuso sexual y otras agresiones entre sus miembros. Los abusos sexuales y otras graves faltas fueron encubiertas por las autoridades internacionales. Incluso ameritó que el Vaticano interviniera la entidad.

El Observador cuestionó a cada Diócesis involucrada. A la Arquidiócesis de San José – la más grande y con más procesos en investigación – se le preguntó el 30 de agosto por los 21 casos.

El 3 de setiembre, el vocero de la Curia Metropolitana, Jeison Granados, los calificó como “casos de procesos disciplinarios” que el Obispo debe resolver. Para eso se apoya en el Tribunal Eclesiástico. Además cuestionó que este medio tuviera acceso a la lista.

“En el caso de estas listas que ustedes han obtenido de forma ilegítima y sin autorización, porque oficialmente no se han entregado a nadie, ya que son confidenciales; una buena parte de los nombres citados no son investigados por abuso sexual contra personas menores de edad, sino por causas de orden disciplinario interno de la Iglesia que el obispo debe resolver conforme al Derecho Canónico”, dijo Granados.

Ante la reiteración de cuántos significan “una buena parte”, el 9 de setiembre, Alejandro Jiménez, vicario judicial de la Arquidiócesis de San José, confirmó 10 casos seguidos por presunto abuso sexual.

Se incluye el de Víquez, ya expulsado tras 15 años de denuncias. De los otros nueve, siete están en el Vaticano. De los 10 en la lista, ahora enviada por la Curia en su respuesta, nueve tienen el numeral 1395 § 2 del Código de Derecho Canónico, sobre “actos impuros” con niños.

OBSERVE MÁS: Víctimas de abuso de sacerdote Mauricio Víquez van a México tras sus huellas


Estos fueron los casos confirmados por la Arquidiócesis de San José, que se han seguido por abuso sexual.

“En el caso de los delitos de abuso sexual contra personas menores de edad, nos encontramos ante hechos que han de ser juzgados tanto en el fuero civil como eclesiástico y ante los cuales la Iglesia, en consonancia con lo determinado por la legislación establecida de modo continuo por los últimos tres Papas, esgrime una tolerancia cero, la cual lleva a un seguimiento inmediato de las denuncias recibidas por las víctimas de estos delitos, dándoles de inmediato la credibilidad requerida a sus afirmaciones e iniciando a la vez las indagaciones que lleven a tener certeza de la comisión de tales hechos por parte del clérigo acusado”, aseguró Jiménez.

Según el sacerdote y vicario judicial, tras recabar pruebas y tener “certeza moral de que se ha cometido el delito”, se traslada a la Congregación para la Doctrina de la Fe, organismo eclesiástico de la Santa Sede que juzga a los curas. Siete han seguido ese destino hasta Roma.

OBSERVE MÁS: Cae en México sacerdote Mauricio Víquez, buscado por violación

Cura suspendido y otros en sede penal

Así se distribuyen los casos de sacerdotes investigados. De 40 nombres, la Iglesia confirmó que 13 son por abuso sexual. (Alonso Solano/El Observador)

San José señaló que el caso de Villalta Loaiza no tiene relación con un delito de abuso sexual contra menor.

En el caso de Chacón Mesén, su causa fue concluida en la instrucción y se encuentra en espera de ser resuelta por la Santa Sede. “Se encuentra suspendido de todo oficio pastoral y solo puede celebrar la Santa Misa en privado, reside en su casa de habitación”, dijo Granados.

De esos 10 nombres respondidos por la propia Iglesia, algunos ya eran públicos:

  • Manuel Antonio Guevara Fonseca: según informaron varios medios, en febrero la Iglesia lo removió de la parroquia de Santo Domingo. Además la Fiscalía lo detuvo por la investigación que se seguía en su contra. La Iglesia ya conocía de las denuncias en su contra desde el 2015. Este caso prescribió en la vía ordinaria.
  • Marco Hugo Castro Mora: en abril del 2006, Al Día informó que tuvo otros problemas, pero no relacionados con abuso sexual, sino con alcoholismo.
  • Hernán Castillo Huertas: como informó la prensa, la Arquidiócesis indicó que recibió denuncia en su contra, desde julio del 2017. En febrero del 2019, un empresario llamado Arnoldo Villalta realizó una conferencia y aseguró que fue abusado y agredido por Castillo en 1983, cuando apenas tenía 16 años.
  • Jorge Arturo Morales Salazar: en marzo de este año, medios informaron que fue detenido y hasta se le impuso prisión preventiva, tras solicitud de la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género.

Ciudad Quesada: suspendido desde el 1 de abril

Uno de los casos en la lista es del sacerdote Luis Diego Barrantes Murillo, de la Diócesis de Ciudad Quesada. En agosto pasado, varios medios informaron que se le había suspendido, tras una denuncia presentada en marzo. El abuso se habría dado hace 25 años.

El responsable de comunicación de dicha Diócesis, Gerardo Mora, confirmó que Barrantes sigue separado, medida tomada desde el 1 de abril. “Toda la información fue enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), Dicasterio vaticano al cual están reservadas estas causas, tras lo que fue la fase de investigación previa”, detalló Mora.

El presbítero trabajaba en la Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria. “El 15 de marzo de este año, 2019, una persona mayor de edad declaró formalmente en su contra. La denuncia relata hechos ocurridos, de supuesto abuso sexual, hace más de 25 años”, agregó la Diócesis.

Según informó CRHoy el 20 de agosto pasado, no era el primer caso en la jurisdicción de la Iglesia en la Zona Norte. En el 2002, el cura Luis Francisco Calvo fue condenado a cuarto años de prisión por abuso sexual de menor. Aún así, el entonces obispo Ángel San Casimiro permitió que regresara. Eventualmente se le suspendió canónicamente.

Tilarán: caso desde hace 15 años, no saben dónde está

Dos de los casos en la lista, se refieren a personas de la Diócesis de Tilarán. Uno de ellos, de apellidos Cascante Gutiérrez, no tiene que ver con abuso sexual.

En el referente a Villalobos Martínez, la Secretaría del Obispado respondió por correo que no recibió una denuncia sino una “queja”.

“No hemos recibido ninguna denuncia canónica. Se recibió una queja y se le está dando el debido proceso interno de investigación”, respondió Tilarán en primera instancia.

El Observador preguntó por más detalles y la diferencia entre queja y denuncia. Pero a pesar de que dijeron que se investigaba, en una respuesta posterior el 5 de setiembre, más bien la Diócesis afirmó que no saben dónde está el cura. Tampoco señalaron cómo se puede realizar la investigación, si no saben la ubicación del denunciado.

“Se trata de un caso que ocurrió en los años 2004-2006. (…) Sobre el sacerdote desconocemos su paradero, dado que dejó la parroquia en los años antes mencionados. Desde entonces este sacerdote no presta ningún servicio religioso, en nuestra Diócesis ni en ninguna otra diócesis de Costa Rica”, afirmó Tilarán.

Cartago y Alajuela callan

Alajuela guardó silencio. (Facebook Diócesis de Alajuela)

Según la lista, hay dos personas investigadas en la Diócesis de Cartago y 11 en la Diócesis de Alajuela. Ambas instancias negaron respuestas sobre los sucesos investigados.

En el caso de Cartago, desde el 6 de setiembre se le consultó al canciller de la Curia Diocesana, José Francisco Arias. Excusado en no querer “entorpecer ningún proceso investigativo”, expresó que se brindaría información si “fuera necesaria para algún proceso en el ámbito penal civil”.

Se le insistió en varias ocasiones, pero por teléfono solamente dijo que estaba ocupado en otras tareas y ya no respondería más.

A pesar de la escueta respuesta, Arias sí señaló en su respuesta escrita que “los procesos investigativos que llevamos adelante en nuestra Diócesis son conforme al proceso canónico, y el mismo orientado para la Iglesia la Iglesia Universal, conforme a Delicta Graviora, SST, canon 1395”. Este sería por el delito de “actos impuros” contra menores de edad.

En el caso de Alajuela, se preguntó desde el 30 de agosto. Luis Hernández Solís, delegado Episcopal de Comunicación de la Diócesis, aseguró que la posición es “no dar ninguna manifestación hasta que el Tribunal Eclesiástico no emita declaración o sentencia alguna”.

Se le insistió en una respuesta – siguiendo lo indicado por la Conferencia Episcopal de que cada Diócesis respondería – pero no hubo más información.

En Alajuela ya había existido un caso hace 14 años. En el 2005, Enrique Delgado Quirós fue condenado penalmente, por abusar de tres menores de edad. Salió de la cárcel en el 2010, según informó AmeliaRueda.com en febrero pasado. Hasta hace dos años lo expulsaron, mostrando la lentitud de los procesos canónicos. También de acuerdo con el reportaje de ese medio digital, hay cuatro causas en Cartago y una en San Isidro.

El 19 de agosto pasado, el Semanario Universidad informó que la Iglesia Católica estudia unas 27 denuncias contra sacerdotes en San José y Alajuela por supuestos delitos sexuales, citando al juez del tribunal eclesiástico, Alfonso Molina. De esos cinco se enviaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe en el Vaticano.

Antes de eso, el 26 de febrero del 2019, AmeliaRueda.com detalló que en los últimos 10 años, un total de 29 sacerdotes fueron denunciados por supuestos actos de abuso sexual. De esos, 10 fueron expulsados. El más reciente y sonado caso fue el de Mauricio Víquez, hoy detenido en México.

Colaboró la periodista Berlioth Herrera.


Traducir artículo

Últimas Noticias

Acuerdo entre Serbia y Kosovo anunciado por Trump siembra dudas en los Balcanes

(Belgrado). El presidente estadounidense Donald Trump anunció entre grandes elogios un acuerdo entre Serbia y Kosovo, que le ha...

Hasta aquí llego

Carlos Peña para El Observador Siempre que imparto una conferencia repito una frase poderosa y real: “Si va a fracasar,...

¡Nunca rendirse!

Yaxún Víquez para El Observador Ninguna pérdida o "fracaso" es inútil. Todos los días existe la posibilidad de cambiar y...

Expresidentes aconsejan cambios en plan del FMI: balance entre ingresos y gastos será vital para acuerdo político

Para lograr un acuerdo político, el Gobierno deberá modificar su plan de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI),...

En un mes exacto los diputados estrenarán edificio de ¢82.500 millones

El próximo 19 de octubre es la fecha fijada para que los diputados realicen la primera sesión...

Restauración Nacional también abandona al PAC en plan con nuevos impuestos

Luego que de Liberación Nacional anunciara su rechazo al proyecto de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional...

Recomendadas

Le podría interesarRELACIONADAS
Recomendadas para usted


Traducir artículo

Cached: Sat Sep 19 2020 08:33:23 GMT-0600 (Central Standard Time)