Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: < 1 minuto

Natalia Calderón para El Observador 

Para nadie es un secreto que la Navidad es una época que nos llena de luz y brillo.

Pero, ¿qué pueden aprender los niños en esta época tan especial?

A no ser consumistas, si modelamos con el ejemplo y tomando conciencia de las compras y el uso del dinero.

A divertirse en familia: el valor de la familia, como eje fundamental en nuestra vida y como el gran equipo que somos. Por ejemplo: cantar villancicos, ver películas, cocinar y contar cuentos en familia.

A dar a los demás (compartir): donar juguetes en buen estado, entendiendo que no solo se trata de recibir, sino que se trata, sobre todo, de dar y darnos a los demás.

A ser agradecidos: agradecer la salud, la unión y la oportunidad de compartir con  nuestros seres amados. De ahí la importancia, de no centrarse en regalos, sino en los planes de compartir en familia.

A promover su creatividad en la casa: hacer manualidades, cartas, papel de regalo, adornos de navidad.

Pueden aprender a reciclar (papeles, cajas y mucho más).

En síntesis, mediante el modelaje y acompañamiento de sus padres, pueden aprender a vivir el verdadero significado de la Navidad.


Traducir artículo

PUBLICIDAD.