Aaron-Conejo-entrenador-ejercicio-terapeuta reposo
Escuchar este artículo
Tiempo de Lectura: 4 minutos

Aaron Conejo para El Observador

Una vez que comience a entrenar se necesitarán de 6 a 8 semanas para adquirir una buena adaptación fisiológica al estímulo que el entrenamiento genera. Por lo cual, hay que tomar en cuenta que en este lapso no hay por qué ver cambios extremos corporales.

También en ese período se aprende sobre la técnica al hacer el ejercicio y cómo combinarlo con otros para poder crear rutinas a corto y largo plazo, pero no tiene porque saberlo todo o cumplir todas las metas al mismo tiempo o en el mismo mes.

Todo tiene su tiempo y su manera de ejecutarse. También es importante reconocer el entorno en el que usted está tomando muy en cuenta la seriedad de la gente que le rodea.

Casi a diario, mientras doy clases o mientras descanso en el gimnasio, al terminar los entrenamientos escucho a las personas compartiendo tips o haciendo comentarios de todo tipo referentes a sus métodos de quemar grasa, aumentar el rendimiento o mejorar la masa muscular (la gran mayoría erróneos). Por eso, siempre es sumamente importante informarse con la persona indicada para lograr conquistar las metas de una manera segura y adecuadamente. 

8 mitos que debe saber si está en el gimnasio

Estás son frases y “consejos” muy comunes que debe ignorar cuando los escuche en el gimnasio por parte de quienes entrenan junto a usted.

  1. Es bueno envolverse con plástico o usar sudadera o cinturones de neopreno para sudar bastante mientras se hace ejercicio “porque entre más sudo, más grasa quemo” 

FALSO: la grasa no se suda, lo que se suda es agua. El sudor es un fluido corporal secretado por las glándulas sudoríparas y que se expulsa a través de la piel. El sudor o, mejor dicho, la transpiración es el mecanismo natural del organismo para regular la temperatura corporal, ya que su evaporación desde la piel reduce la temperatura.

2. Hacer mil abdominales o más en cada entrenamiento sirven para tener cuadritos.

FALSO: El abdomen NO SE MARCA haciendo 1000 abdominales todos los días. Aunque estos favorecen el fortalecimiento del área abdominal o gran parte de ella, estos no producen definición sin antes deshacerse de la grasa superficial del abdomen. Es con dieta cómo se logra reducir el volumen (en grasa) y así poder aumentar la masa de sus músculos.

3. Entrenar todos los días el mismo grupo muscular de la misma manera es la forma para crecer el músculo.

FALSO: Los músculos no crecen más rápido trabajándolos todos los días; basta con 2 o 3 días a la semana dejando descansar mínimo 1 día para recuperación de fibras.

4. El músculo crece mientras entrenamos.

FALSO: Es común ver a las personas observándose en el espejo mientras entrenan “para ver cómo crecen sus músculos”. El proceso de crecimiento muscular lleva un orden específico. Resumidamente podemos decir que las fibras de éste se rompen durante el entrenamiento y se reconstruyen en el descanso. Es decir, crecen mientras descansas, por lo que es fundamental dormir y descansar lo suficiente.

5. Entrenar cardio en exceso sirve para ver mejor los músculos.

FALSO: El cardio no da masa muscular cuando se practica en exceso, y si sólo hace cardio para bajar de peso, sus músculos también perderán volumen y su piel va a quedar flácida.

6. El que peca y reza empata: Es bueno entrenar y comer cualquier cosa, no importa qué coma, cuando entreno lo compenso.

FALSO: No importa cuántas horas haga ejercicio, si come pura comida  chatarra no verá resultados; ya que el 70% de los resultados los tiene gracias a la alimentación. No se trata de solo comer sano todo el tiempo, y si es bueno darse un gusto de vez en cuando.

7. No desayunar o no cenar te ayuda a bajar de peso más rápido. 

FALSO: No va a bajar de peso más rápido, o no de la manera ideal. Dejar de comer trae una gran cantidad de efectos negativos en el cuerpo. Entre estos, podemos decir que vuelve más lento su metabolismo y probablemente la pérdida de peso que tenga al hacer estas cosas sea muscular y no de grasa.

8. Entrenar una hora de cardio y luego entrenar pesas es lo ideal.

FALSO: Aunque usted pueda comenzar su rutina empezando con el cardio, lo ideal es hacer un pequeño calentamiento de 10 minutos, para luego trabajar el entrenamiento, y al final hacer el cardio. El cardio siempre se debe hacer tras las pesas ya que, para dar el máximo rendimiento en los ejercicios de fuerza, necesitamos tener los músculos sin fatiga y los depósitos de glucógeno repletos antes de realizar la sesión. 

Es importante que sepa: 

  • Los cambios no se dan de la noche a la mañana. Todo es un proceso. No se estrese por querer quedar como las fotos que ve en redes sociales en 2 meses. Aunque muchas de esas personas lo hayan logrado, algunas tienen trucos y métodos que quizás no sean los mas aptos para usted. Paciencia. Enfóquese en usted y celebre sus avances. 🏆🏅🥂
  • Para las mujeres es importante que sepan que la única parte de su cuerpo que no va a crecer por más que le metan peso, es el busto, ya que es pura grasa y no es músculo. Por ende, va a bajar mientras su porcentaje de grasa baje. Lo demás crece y se moldea con muchas ganas y disciplina.
  • La grasa de la parte baja abdominal (subcutánea) es la última en desaparecer cuando está bajando de peso.
  • Menos es más: No se necesitan tres horas diarias de entrenamiento para estar bien. Un buen entrenamiento puede durar de 45 minutos a una hora si está bien desarrollado y correctamente dirigido. Usted podrá notar los cambios en un par de meses si sigue las instrucciones al pie de la letra. 

Ir al gimnasio es la mejor inversión que usted puede hacer en salud. Para cuidar esta inversión, simplemente cerciórese de que el lugar y los instructores sean los óptimos para llenar sus necesidades y así poder cumplir sus propósitos. 

Y recuerde consultar sus dudas con el personal adecuado.


Traducir artículo